¿Cuánto has subido de peso en la pandemia?

El aumento de peso en la cuarentena ha ido de la mano de la crisis sanitaria: la mitad de mexicanos confiesa comer más en la pandemia.

Al inicio del encierro, sentiste la necesidad de tener provisiones para sobrevivir la pandemia y fuiste al supermercado, llenando el carrito con los alimentos que más te gustan: pollo, atún, galletas, café, cervezas. Y con el paso de los días, tus hábitos cambiaron radicalmente. Te olvidaste de horarios y rutinas y desayunas waffles con Nutella, plátano y huevo, además de galletas y café. Comes arroz o pasta, verduras, atún y pollo, y en la cena no falta la pizza o las hamburguesas y la cerveza se convirtió en tu
bebida preferida…

La mitad de mexicanos (47%) confiesa que ha subido de peso en la pandemia, según la encuesta “Alimentación, actividad física y ocio durante el confinamiento”, realizada por la Universidad del Valle de México (UVM).

La obesidad ya era una epidemia en el país mucho antes de que apareciera el nuevo coronavirus. Cifras del Instituto Nacional de Salud Pública establecen que 96 millones de los 126 millones de mexicanos tienen sobrepeso, enfermedad que causa 300 mil muertes al año. “Es como cuando llueve sobre mojado. Con la pandemia, está subiendo la obesidad en una población ya de por sí obesa”, alerta Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

Cifras oficiales precisan que 2 de cada 10 personas que han fallecido por covid-19 padecían obesidad; 4 de cada 10 tenían hipertensión; y 3 de cada 10 padecían diabetes, enfermedades que pueden ser ocasionadas por el sobrepeso y que implican mayores riesgos cuando una persona se contagia con el nuevo coronavirus.

A qué se debe el aumento de peso en la cuarentena
Los especialistas señalan que hay 3 factores: el cambio de hábitos, la falta de actividad física y la angustia, pues comemos de más debido al estrés y ansiedad que provoca, no sólo el aislamiento sino la pandemia en sí.
Te recomendamos:

  • Actividad física. Mejora tu metabolismo, disminuye el estrés y, al contrario de lo que se piensa, no aumenta el hambre, sino que la regula.
  • Dieta balanceada. Procura comer frutas, verduras, legumbres, granos y proteínas. Al equilibrar tu alimentación olvidándote de la comida chatarra y comer en cantidades moderadas, tu sistema inmunológico se fortalecerá y tu cuerpo mantendrá su peso.
  • Recupera la rutina. Posiblemente el trabajar en casa cambió tus horarios; entonces es necesario disciplinarse. Levántate, báñate y establece una hora específica para hacer tus alimentos. Esto evitará que te dé hambre antes y busques alimentos con más calorías.
  • Cuidado en el supermercado. Enlista lo que vas a comprar para la semana; y de esa manera evitarás que se te antoje comprar alimentos que no sean saludables.
  • Bebe mucha agua. A veces la sed se confunde con hambre. Toma dos litros de agua natural durante el día.

Edición y redacción: Irma Gómez

More from Grupo Editorial Escaparate

Galería Torranoa

“Paisajes de la Querencia” es el nombre de la primera exposición de...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *